Por Vanessa Pérez

CLEAR, EL NUEVO COLOR DE LA FELICIDAD

“Reinventarse o morir”, es el mantra que las marcas deben seguir, si desean mantener la lealtad de sus consumidores. Y The Coca Cola Company no es la excepción.

En un mercado con una creciente preferencia por las bebidas transparentes (café, agua de sabor, té helado, etc.), la marca escuchó la voz de sus consumidores y decidió responder al reto, desarrollando una inventiva propuesta en exclusiva para el mercado nipón: Coca Cola Clear, la versión transparente con cero calorías, de su conocida bebida Coca Cola.

Para lograrlo, la multinacional invirtió un año en el desarrollo de una fórmula perfecta que permitiera eliminar el uso del caramelo (ingrediente que brinda el color característico de su bebida), pero que mantuviera su sabor único que todos amamos. Después de más de 50 prototipos, la marca logró el objetivo de crear una versión libre de calorías, adicionada con un toque de limón.

Pero los esfuerzos no terminaron ahí. Buscando lograr un mayor impacto en el público nipón, Coca Cola presentó un happening en el popular distrito de Shibuya en Tokio, con la creación de una vending machine transparente hecha de bloques enormes de hielo, ideada para refrescar a las personas en los días calurosos del verano, logrando atraer la atención del público presente y de redes sociales, aún después de que la máquina se hubiera derretido.

Si bien Coca Cola Clear es exclusiva para el mercado nipón, su lanzamiento ha provocado curiosidad y fascinación a nivel global; prueba irrefutable de que las decisiones innovadoras, siempre hacen eco en cualquier rincón del mundo.